Vea nuestros videos en Youtube Siganos en facebook Subscribase a nuestro RSS feed

Martes 29 de Julio de 2014

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /homepages/33/d372935163/htdocs/pcn/components/com_content/helpers/route.php on line 106

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /homepages/33/d372935163/htdocs/pcn/components/com_content/helpers/route.php on line 106

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /homepages/33/d372935163/htdocs/pcn/components/com_content/helpers/route.php on line 106

A. Los pueblos indígenas chorotega, nahoa, xiu-sutiaba y cacaopera de la Región Pacífico-Centro-Norte de Nicaragua 

Nicaragua tiene un área total de 129,494 km2 (el área terrestre, de 120,254 Km2) y contiene una diversidad de climas y terrenos. La geografía física del país se divide en tres zonas: tierras bajas del Pacífico, las regiones montañosas centrales más húmedas, más frescas, y las tierras bajas caribeñas.

El país comprende, por su historia, geografía y demografía, dos regiones diversas: el Pacífico (incluyendo la parte central y norte del país) y la Costa Caribe.

Las dos Regiones Autónomas de la Costa Caribe y el departamento de Río San Juan, tienen una superficie de 67.906 (aproximadamente 56 % de todo el país).

En la región del Pacífico, Centro y Norte de Nicaragua, los descendientes de las culturas chorotega, xiu-sutiaba, cacaopera y nahoa, en ejercicio del derecho a la auto-identificación reclaman ser reconocidos como pueblos indígenas, lo que sustentan en los Artos. 5 y 8 de la Constitución de la República (1995):

...El Estado reconoce la existencia de los pueblos indígenas, que gozan de los derechos, deberes y garantías consignados en la Constitución y en especial los de mantener y desarrollar su identidad y cultura, tener sus propias formas de organización social y administrar sus asuntos locales; así como mantener las formas comunales de propiedad de sus tierras y el goce, uso y disfrute de las mismas, todo de conformidad con la ley... (Arto.5).

El pueblo de Nicaragua es de de naturaleza multiétnica y parte integrante de la nación centroamericana. (Arto. 8).

Se invocan también, en relación al tema de la auto identificación el Arto. 1 del Convenio 169 de la OIT, que fue ratificado por el Estado de Nicaragua en mayo del 2010: El Convenio se aplica a "los pueblos en países independientes, considerados indígenas por el hecho de descender de poblaciones que habitaban en el país o en una región geográfica a la que pertenece el país en la época de la conquista o la colonización o del establecimiento de las actuales fronteras estatales y que, cualquiera que sea su situación jurídica, conservan todas sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, parte de ellas".

La Declaración de los derechos de los pueblos indígenas promulgada por las Naciones Unidas en septiembre de 2007, en su Arto. 9, dice que "los pueblos y los individuos indígenas tienen derecho a pertenecer a una comunidad o nación indígena, de conformidad con las tradiciones y costumbres de la comunidad o nación de que se trate. Del ejercicio de ese derecho no puede resultar discriminación de ningún tipo". Esto se reafirma en el Arto. 33.1 de la misma declaración: "Los pueblos indígenas tienen derecho a determinar su propia identidad o pertenencia conforme a sus costumbres y tradiciones. Ello no menoscaba el derecho de las personas indígenas a obtener la ciudadanía de los Estados en que viven".

Los pueblos indígenas y comunidades étnicas de la Costa Caribe cuentan desde 1987 con la Ley 28 o Estatuto de Autonomía, la Ley 162 o Ley de Lenguas y desde 2004 con la Ley 445 de Régimen de Propiedad Comunal. Las comunidades indígenas del Pacífico, Centro y Norte no cuentan con ninguno de estos instrumentos legales, y desde hace varias décadas mantienen su reivindicación por el respeto y aplicabilidad del derecho colectivos a sus tierras ancestrales o comunitarias.

Aunque existe el reconocimiento a la diversidad étnica en los marcos jurídicos de Nicaragua, se marcan distintas formas de desigualdad que persiste desde la época colonial, una de ellas se manifiesta en el registro censal, sobre todo por los criterios utilizados para registrar esa diversidad.

En el censo de 1950 el criterio fue de "lengua hablante de la población de 5 años y más", concluyendo que la población indígena y de habla inglesa (afrodescendiente) era de un 3.7% del total nacional. En 1995 el criterio se modificó al de "lengua que la población habla desde la niñez", resultando que la presencia o peso de la población indígena y afrodescendiente descendió de 3.7% a 2.6%.

Estos criterios llevaban a un subregistro al excluir a la población menor de 5 años y a los pueblos y comunidades que como los chorotegas, nahoa, xiu-sutiaba y cacaopera, tienen un alto sentido de autoidentificación étnica, pero que no hablan las lenguas originarias por el proceso de colonización y de la hegemonía cultural del Estado hispano parlante.

El Censo de 2005 se caracterizó por la incidencia de las autoridades y organizaciones indígenas para que el Estado modifique sus criterios para el registro de la diversidad étnica, utilizándose el de "auto reconocimiento de pertenencia a un pueblo indígena o comunidad étnica". Por primera vez se abrió el camino al tema de la identidad étnica al usar los nombres de la diversidad de pueblos indígenas del Caribe y el Pacífico, Centro y Norte. Se ha considerado que el logro de mayor relevancia del censo del 2005 es que muestra el mosaico que hace de Nicaragua una nación multiétnica, multicultural y multilingüe.

El informe del VIII Censo de población y IV de Vivienda Censo 2005, muestra que Nicaragua tiene una población de 5,143.098; de este total 443,847 se auto identificaron como indígenas o afrodescendientes. De este universo étnico se registran 135,456 indígenas y 23,161 afrodescendientes en la Costa Caribe, mientras en el Pacífico, Centro y Norte se informa de 92,304 indígenas, como se aprecia en el siguiente cuadro:

tabla01

B. Censos nacionales y (sub)registro 

Los censos son instrumentos oficiales que proveen información básica para la planificación del desarrollo de un país o una región ya que en ella se registran en las estadísticas oficiales del gobierno con las características de los hogares, la situación socioeconómica social y cultural de las personas que conviven en un territorio determinado. En la historia censal del país se indica que el VIII censo poblacional y IV de vivienda (2005), forma parte de los 100 años de vida censal; coincide esto con los años que lleva anexada la región caribeña al Estado de Nicaragua, no obstante no fue sino hasta en el censo de 1995 que se incorpora una sola variable (INEC., 1995) de los aspectos que refieren a la pluriculturalidad existente y oficializadas en el país.

Los resultados de dicho censo reflejan una población indígena en el Pacífico, centro y norte de 92.304 pobladores lo cual no ha sido aceptada por los grupos indígenas de esta región del país aduciendo que en dicho censo hubieron irregularidades durante el proceso de empadronamiento entre la que se incluyen según denuncias:

  • La falta o poca selección de empadronadores indígenas para el proceso a fin de atender a las regiones indígenas identificadas.
  • La falta de cobertura especial para empadronar las comunidades indígenas de las viviendas rurales indígenas especialmente las del sector rural en las zonas de difícil acceso. la débil aplicación de las preguntas de auto identificación a los pobladores en general.
  • La poca o nula participación de especialistas indígenas en las fases de procesamiento que ayudasen a entender e interpretar los datos dese una visión indígena.
  • A esto se le incluye otro elemento, la emigración, según los cálculos del INEC para elperíodo censal 1995 al 2005 Saldos migratorios internacionales, acaecidos en la década 1995-2005, de acuerdo con los datos disponibles, sería del orden de 3.8% a 4.5%7. (INEC 2011)

El problema de la comparabilidad de los datos de fuentes diferentes:

En el siguiente cuadro se refleja con claridad las diferencias entre ambos ejercicios: la diferencia es de 240.696 personas.

tabla02

Este es un problema común dentro de los estudios que intentan cuantificar un objeto social con distinta metodología. En este sentido, es posible apoyar el axioma que dice: "se puede comparar sólo lo comparable".

Las cifras del censo 2005, no son comparables en sentido estricto con las cifras de los datos del mapeo de las regiones indígenas. Esto tiene que ver básicamente con algunas de las siguientes razones metodológicas en ambos casos relacionados al asunto del "auto-reconocimiento de la identidad":

Quienes ejecutan el censo, históricamente el Estado de Nicaragua, habían denegado la existencia de pobladores indígenas en el país. Producto de esta negación y marginamiento es difícil pensar que luego de declararse como un país multicultural, acepte en primera instancia la existencia de tan alta población indígena.

  • Los pueblos indígenas del Pacífico, Centro y Norte, históricamente han estado marginados y tratados como ciudadanos de segunda categoría y en directa violación a los derechos humanos, la lógica indica que estos no saldrán a declarase de primas a primeras como indígenas, ante agentes que representan a un Estado que los ha excluido.
  • Da la percepción que aún existe la utilización del icono del idioma como aproximación a la magnitud de los pueblos indígenas.
  • En todos los métodos o técnicas que se utilizan para determinar una población: sean estos censos, muestreo, cuando se utilizan variables de auto adscripción o auto reconocimientos, siempre existirá la posibilidad de una subdeclaración o una sobre declaración en el tiempo y en el espacio respectivamente, no importando quienes ejecuten el instrumento.

Ejemplo de esto son los datos de poblaciones de los pueblos indígenas del Pacífico, Centro y Norte, (sub declaración) caso contrario son los resultados del mismo censo con la población del pueblo indígena rama - RAAS. El Pueblo rama maneja que ellos son aproximadamente 2 mil indígenas y que se ubican específicamente en la RAAS. Según el censo 2005 existen 4, 185 ramas a nivel nacional, dando la apariencia de una (sobre declaración) de la población rama, siendo Managua y Matagalpa los departamentos de más auto adscripción cultural positiva a este pueblo indígena con 939 pobladores ramas en Managua y 238 en Matagalpa, respectivamente.

A esto se le suman las denuncias desde las perspectivas indígenas reflejadas en el acápite anterior.

Las estadísticas del mapa de las regiones indígenas de Nicaragua (URACCAN-OIT) 2002

Mapa Pueblos Indigenas Nic

Fuente: Centre for the Suport of Native Lands, URACCAN 2002.
Revisión: Equipo de Nicaragua, 2003 APRODIN, Consejo regional de pueblos indígenas del pacífi co, centro y norte y OPS OMS.

En la región del Pacífico, Centro y Norte habitan los pueblos indígenas de ascendencia cacaoperas, chorotega, xiu-sutiaba y nahoa. El mapa de las regiones indígenas de Nicaragua muestra las primeras cifras estadísticas provenientes de los censos de las poblaciones indígenas (URACCAN, 2002). Estos datos según los entrevistados están basados en elementos de auto identificación, además de la inclusión de familias que la comunidad considera con cambiar los derechos a la tierra, se esté o no viviendo en el territorio. Esta información fue retomada en el estudio base sobre las condiciones de vida de los pueblos indígenas del Pacífico, Centro y Norte de Nicaragua de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para cumplimentar información sobre la distribución geográficas en relación a las comunidades urbanas y rurales que conforman un pueblo y su pertenencia a un municipio y departamentos según el mapa político de Nicaragua.

En las últimas décadas, en la región del Pacífico, Centro y Norte de Nicaragua, los descendientes de las culturas cacaopera, chorotega, xiu-sutiaba y nahoa reclaman al Estado el reconocimiento de su existencia como ascendencias indígenas, por el hecho de descender de poblaciones que habitaban en el país o en una región geográfica a la que pertenecía el país en la época de la Conquista o la Colonización o del establecimiento de las actuales fronteras estatales y que, cualquiera que sea su situación jurídica, conservan sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, o parte de ellas.

Estas ascendencias indígenas totalizan 333,000 personas, aproximadamente el 6.07% de la población total del país. La ascendencia de mayor población es la chorotega con 166, 000 personas, la cual se encuentra dispersa en 405 comunidades, hatios, cañadas y sectores en seis departamentos del país: Chinandega, (chorotega del occidente) Madriz, Nueva Segovia, (chorotegas del norte) Jinotega, Matagalpa (chorotegas del centro) y Masaya (chorotegas del Pacífico); en segundo lugar, se ubican los Cacaoperas, con 98.000 miembros, los cuales están radicados en 75 comunidades, y cañadas en el departamento de Matagalpa y Jinotega; los xius, con 49.000 integrantes en 80 comunidades y barrios, ocupan el tercer lugar, están ubicados en su mayoría en el departamento de León y parte del departamento de Chinandega; en cuarto lugar están los Nahoas, con 20,000 personas en 46 comunidades, y cañadas, ubicadas en el departamento de Rivas.

Las cuatro ascendencias indígenas del Pacífico, Centro y Norte de Nicaragua conforman 22 pueblos indígenas, nombrados asi por los propios pueblos indígenas. Estas delimitaciones políticas y administrativas han sido históricamente denominadas pueblos indígenas, porque en muchos casos están amparadas por un título real que designa pueblo indígena a ese territorio. Estos 22 pueblos indígenas abarcan ocho departamentos y 29 municipios del país. En la región del Pacífico se ubican los pueblos indígenas en los departamentos de Rivas, Masaya, León y Chinandega; en el Centro, en los departamentos de Matagalpa, Jinotega y en la zona Norte, en los departamentos de Nueva Segovia y Madriz (Olguín Martínez, 2006).

tabla03

C. Identificación y territorialidad 

Origen de las ascendencias

Cacaoperas: originarios de la región Chibcha de acuerdo a su idioma se identifican como cacaoperas, se encuentran solamente en el Salvador y Nicaragua, es uno de los pueblos más antiguos en el territorio, unos 2 500 años antes de la colonia, actualmente ocupan el territorio de Matagalpa.

Chorotegas: originarios de Soconusco, sur de México, poblaron el territorio del Pacífico Centro Norte de Nicaragua, se calculan unos 2000 años antes de la colonia, se encuentran en las tres regiones, su dispersión es producto de las migraciones de otros grupos a sus tierras. Hay poblaciones Chorotegas en Costa Rica y Honduras.

Xiu: originarios del sur de California, emigraron hacia México y luego a su actual territorio cerca del litoral del Pacífico, su lengua era la hokano, se les conoció como tlapanecos, maribios que significa "hombres honorables" y Sutiabas, por uno de sus caciques.

Nahoas: Imperio tolteca, habitaron el valle de Anáhuac, invasión chichimeca y migración hacia el sur 300 años antes de la colonia. Se registran 3 migraciones Nahoas, se localizan en el istmo de Rivas. Nicaragua (hasta aquí los del Anáhuac). Se registra población Nahoa en Honduras, recientemente y en proceso de reconocimiento oficial.

Auto identificación y organización tradicional en el Pacífico, Centro y Norte

La población indígena se encuentra dispersa en los distintos departamentos del país, concentrada en los territorios, herencia milenaria de su ascendencia. Sin embargo en el transcurso de los tiempos las distintas ascendencias se auto identifican en su mayoría como aborigen, originarios, indígena sin relacionarlo con su tronco cultural o lingüístico de su descendencia. Cabe destacar distintas situaciones que están ligados a los aspectos autoidentitarios de los indígenas del Pacífico, Centro y Norte:

Los procesos de asimilación y aculturación han contribuido grandemente para que las nuevas generaciones no estudien a profundidad su ascendencia, estos conocimientos están limitados a los mayores, ancianos. El ciclo de transmisión generacional ha sido interrumpido y actualmente es sujeto de procesos de revitalización de la ascendencia aborigen, como es el caso de la medicina tradicional, el arte, historia, arqueología y la literatura.

La identidad indígena continúa ligada a su linaje a su rama común, "Osejos, Palacios" casta de las familias que habitan en el pueblo indígena de Sébaco, o bien "Ñamendy, Mendoy, Hondoy, Ñurinda" linaje de las familias chorotegas del Pacífico, por lo que hablar del tronco familiar es hablar de su ascendencia por ello solo se auto identifica como indígena. Este trazador cultural está ligado al parentesco, la conciencia de compartir un origen.

Para los que emigran de sus territorios indígenas, su identidad se limita a la relación familiar que prevalece y de lo que fueron las tierras que habitaron con sus familias lineales, sus abuelas, abuelos.

Para la gran mayoría, su aspecto identitario además del linaje, trasciende a sus territorios, a sus títulos reales, a sus organizaciones ancestrales, a sus alimentos, a sus propias formas de vida, su territorialidad ancestral, son los que se encuentran en los grandes conglomerados ubicados en ocho departamentos del país.

Las estructuras organizativas, según los territorios que se encuentran en la actualidad:

Territorio de los cacaoperas: Su estructura orgánica ancestral está conformada por alfáciles, regidores, alcaldes de varas, Consejo de Ancianos, recientemente surgen las juntas directiva administradoras y ejecutadoras del mandato de las Autoridades tradicionales.

Territorio de los chorotegas de la zona central, Norte y Occidente: Sus estructuras ancestrales están regidas por los Consejos de Ancianos, sus caciques y una Junta Directiva. Cabe destacar que únicamente en el pueblo indígena de Jinotega se encuentran regidos por un cacicazgo regido por cacicas y caciques.

Territorios chorotegas del Pacífico: Únicamente en el Pueblo indígena de San Juan de oriente se encuentran el Consejo de Anciano y una Junta Directiva. En el caso de Monimbó no existe Junta Directiva, únicamente Consejo de Anciano y Alcaldías de varas ,al contrario, en Nindirí, sólo existe una junta directiva.

Territorios de los xiú-sutiabas: Su estructura ancestral registra sus Consejos de Ancianos y Juntas Directivas.

Territorio de los Nahoas: Los seis pueblos indígenas que lo conforman tienen juntas directivas y comité de convivencias comunitarias. Únicamente en Ostional, Salinas de Nagualapa, y Nancimí existen Consejos de Ancianos.

Otras organizaciones que trabajan en las regiones del Pacífico Centro y Norte o en los distintos territorios indígenas son:

  • Movimiento Indígena de Nicaragua (MIN).
  • Monéxicos en San Lucas, Jinotega, Veracruz y organización de mujeres náhuatl.
  • Coordinadora Chorotega del Norte.
  • Coordinadora Diriangén.
  • Coordinadora Adiact- Agateyte.
  • Coordinadora Nicarao.

Desafíos para construir la autonomía comunitaria indígena

La autonomía de los pueblos indígenas ha sido fraccionada por las injerencias de las instituciones y personas externas que aplican procesos ilegales en contra de estos. Un factor importante es la inseguridad jurídica de los pueblos indígenas que no da lugar a la protección y aplicación del derecho propio. No existe un proceso de articulación dentro de la diversidad de culturas.

La ausencia del respeto a los derechos colectivos ha conllevado a la pérdida de tierras como producto de la concentración por parte de terratenientes y empresas nacionales y transnacionales; las concesiones para los mega proyectos como es el caso de la hidroeléctrica del lago de Apanás en territorio de los chorotegas, en el departamento de Jinotega, y la industria turística en territorio nahoa en las costas del departamento de Rivas; la invasión por parte de los precaristas en el territorio chorotega del occidente, en el departamento de Chinandega, para mencionar los casos de más relevancia. En todos estos casos no se ha cumplido con el principio del Consentimiento libre, previo e informado. La inseguridad jurídica de la propiedad colectiva de los territorios indígenas ha tenido como efecto la inseguridad alimentaria, las migraciones de familias enteras como mano de obra a las fincas cafetaleras del Norte, el incremento del trabajo infantil en las minas areneras del Pacífico y en los taquezales o tendales en Rivas. Esta desterritorialidad tiene un impacto directo en la salud por la desarticulación familiar, la pérdida de factores protectores en el entorno, incremento del alcoholismo, y desesperanza.

Las autoridades indígenas del Pacífico, Centro y Norte, en asambleas regionales de la Red de Pueblos se han definido como estrategia para el proyecto histórico: Contribuir al modelo de Autonomías Comunitarias basadas en la convivencia intercultural, el fortalecimiento de sus organizaciones tradicionales, la defensa de sus tierras y territorios, la gestión del patrimonio cultural y la revitalización de sus sistema de salud y educación.